Home
Acerca de NG
Noticias
Documentos
Artículos
Links de Interés
Contáctenos
Suscripción

 
 
  MONS. CRISTÓBAL BALASIK: SOBRE LA CORRIENTE SOMOS IGLESIA.
 
 
  265 1 de Mayo de 2011
 

 

Declaración del obispo de Oruro, Mons. Cristóbal Bialasik, svd, sobre la corriente Somos Iglesia

 

“En fecha 29 de mayo, el periódico La Patria, informa que un grupo denominado “Somos Iglesia”, “propone a la Diócesis de Oruro considerar la admisión de siete jóvenes para el Diaconado por su servicio a la comunidad”.

En virtud de esa información, y como Obispo de la Diócesis de Oruro, y con el fin de evitar mayores conjeturas y confusión en los fieles, deseo hacer conocer lo siguiente a la comunidad diocesana encomendada a mi cuidado pastoral:

1º. “Somos Iglesia”, como se denomina a sí misma, dice ser “una corriente establecida en 1995, que está presente en todos los continentes y tiene lazos con organizaciones afines en el mundo entero, comprometidos en la renovación de la Iglesia sobre la base del Concilio Vaticano II”.

Ha promovido desde entonces, esta así llamada corriente, la disidencia en sectores eclesiales, en colaboración con otros grupos y personas, que no cuentan con aval eclesiástico, como el ex teólogo Hans Küng, “Católicas por el derecho a decidir”, “Asociación de teólogos Juan XXIII”, “Conferencia para la ordenación de mujeres al sacerdocio”, “Amerindia”, y otros similares, quienes buscan reformas radicales en la Iglesia Católica, cuestionando, e inclusive condenando, enseñanzas inmutables de la doctrina eclesial, entre otros, proponen por ejemplo la “igualdad de orientación sexual”, la ordenación de mujeres al sacerdocio, la conducción de las diócesis y parroquias por “asambleas del pueblo”, la aceptación de sacerdotes casados, el aborto, métodos anticonceptivos y otros, en total oposición al Magisterio de la Iglesia.

2º. Esta corriente, consecuentemente es una corriente apócrifa, anti Iglesia, pseudo clerical y anti jerárquica, con una postura reduccionista, a través de la cual busca construir una Iglesia según su propio proyecto y no según el proyecto de Dios.

3º. Por tal razón, y al no contar este grupo, con aprobación eclesial, fundamental en la Iglesia Católica para presentarse como organización integrante de la misma, hago saber al Pueblo de Dios peregrino en Oruro, que dicho grupo actúa al margen de la comunión eclesial entre pastores y fieles y que por lo tanto no goza de ninguna representatividad.

En un momento en el que la Conferencia Episcopal Boliviana ha llamado a todos los bautizados a participar activamente de la evangelización, en virtud de su bautismo, resultan extrañas esas voces disidentes que promueven agendas ocultas con intereses y posturas dirigidos a desviar la fe de los fieles, de la sana doctrina.

4º. En referencia a la solicitud que hacen, y en nombre de otras instituciones, algunas de ellas sin aprobación eclesial diocesana, para incorporar al Sacramento del Orden a 7 personas, debo recordar que “a la autoridad de la Iglesia corresponde la responsabilidad y el derecho de llamar a uno a recibir la ordenación” (CIC, 1598), no siendo por lo tanto, el Diaconado un ascenso, concesión o premio, sino una vocación.

5º. Como cabeza visible de la Iglesia en Oruro, pido a los fieles preservar la unidad de la fe, y mantenerse siempre alertas para no dejarse sorprender por corrientes ajenas que quieren conducir a la división de la comunidad.

A los medios de comunicación, les solicito, en el futuro efectuar cualesquier consulta en la Curia diocesana, donde como Pastor de la Iglesia local, estaré gustoso de absolver sus requerimientos informativos en referencia al accionar de nuestra Iglesia.

Es dado en la Curia diocesana de Oruro, en fecha 1 de Mayo de 2011