Home
Acerca de NG
Noticias
Documentos
Artículos
Links de Interés
Contáctenos
Suscripción

 
 
  ONU. MIGRACIONES SELECTIVAS. INFORME DE LA COMISIÓN DE POBLACIÓN
 
 
  307 7 de Abril de 2000
 

ONU. MIGRACIONES SELECTIVAS. INFORME DE LA COMISIÓN DE POBLACIÓN

Fuentes:Propias;  Vid. Noticias Globales 305

Por Juan Bacigaluppi

La Comisión de Población y Desarrollo de la ONU, concluyó hace una semana su sesión 33, aprobando un documento, en el que decide prestar particular atención a las dinámicas de género y las implicaciones demográficas de la pandemia del SIDA; a la mortalidad materno-infantil y al envejecimiento de la población.

En el texto se dice además que el Consejo Económico Social (ECOSOC) de la ONU, deberá pedirle a la División de Población que desarrolle la descripción y el análisis estadístico de todas las formas de discriminación y abuso en contra de las mujeres y las niñas incluyendo el abuso sexual, la explotación, el tráfico y la violencia, como también las dimensiones de género de las migraciones. Más aún, el Consejo le pedirá a la División que continúe incorporando la perspectiva de género en todas las investigaciones sobre políticas de población, en todos los niveles y tendencias, incluyendo el análisis de datos demográficos, económicos y sociales, entre otras cosas, "para que los gobiernos de los Estados entiendan mejor las relaciones entre la población, el género y el desarrollo en el contexto global".

Además, la División de Población deberá informar sobre el impacto del SIDA en la población mundial.

De acuerdo al documento aprobado, la Comisión estudiará en las futuras sesiones, los siguientes temas: "Población, Medioambiente y Desarrollo", sesión 34, año 2001; "Derechos reproductivos y Salud reproductiva con referencia especial al síndrome del SIDA", sesión 35, año 2002; "Población, educación y desarrollo", sesión 36, año 2003.

Repetidamente, incluso en esta sesión 33ª de la Comisión de Población, la misma División de Población advirtió sobre la gravedad del envejecimiento de la población mundial. Sin embargo, no es de esperar que cambie la política orientada hacia el control de la natalidad.

El Director de la División de Población de las Naciones Unidas, Joseph Chamie en su discurso, volvió a dar cabida al viejo y falso argumento del crecimiento de la población.

Comenzó haciendo referencia a todas las pasadas conferencias internacionales de población, incluyendo la convocada por Margaret Sanger, en 1927, y para "demostrar" el grave peligro que se corre, si la población sigue creciendo "desmedidamente", dijo, "en el siglo XX, el mundo triplicó su población. En un pocos años se sumaron mil millones de personas".

Por eso, el funcionario hizo nuevamente hincapié en la "necesidad" de intervenir en los procesos demográficos. "Las tendencias en fertilidad, mortalidad y migraciones -dijo Chamie-, deberán ser monitoreadas y más aún deberán ser orientadas. Se deben diagramar acciones para influir en las tendencias de población. El afianzamiento del nuevo orden internacional de la población es vital, pero la imposición de acciones, todavía es difícil".

Chamie reconoció que el envejecimiento de la población es un problema real y gravísimo, y propuso solucionarlo con migraciones selectivas, migraciones de reemplazo. (Según la definición oficial, "el término migraciones de reemplazo se utiliza para definir el nivel de migraciones internacionales necesario en cada país para evitar la disminución y el envejecimiento de la población que resultan de tasas de fecundidad y de mortalidad bajas").

Siguió diciendo que "con el aumento de la globalización, las tendencias demográficas y sus diferencias, tienen más significado y mayores consecuencias que en el pasado. La rápida tasa del crecimiento de la población en algunas regiones, la declinación de la misma en otras, el envejecimiento de la población, las migraciones internacionales, la urbanización, el SIDA y otras tendencias demográficas y cambios de la población fueron llevando hacia lo que llamamos: 'El Nuevo Orden Internacional de Población'".

"Un ejemplo para ilustrar los problemas que debe solucionar el Nuevo Orden Internacional de Población, se tiene comparando el crecimiento de la población en la India y la Unión Europea (…). En el año 1999, el aumento natural de la población de la Unión Europea fue de 266.000. En India, este aumento de población se produjo durante los seis primeros días del año"(…).

Sin decirlo explícitamente, el mensaje del responsable de la División de Población, fue:

La política de población de las Naciones Unidas, seguirá siendo básicamente una política de control de natalidad. Sin embargo, la mayoría de los países industrializados no tienen crecimiento de población. La migración de reemplazo es la solución para el envejecimiento y la declinación de la población. Justamente, para que los países envejecidos no se queden sin mano de obra, se permitirá cierto crecimiento de las poblaciones que nos interesen, para formar contingentes de "migraciones de reemplazo".

La consecuencia es también fácilmente deducible: la política racista, eugenesista, de los organismos de la ONU, aumentará en intensidad.

En orden a intensificar estas políticas racistas y discriminatorias, con razón o sin ella, y como era de esperar, hubo continuos llamados a hacer efectivos los nuevos derechos sexuales y reproductivos. Dos ejemplos:

Sin hacer caso de los principios básicos de la lógica elemental, el representante de Sud África, hablando sobre la pandemia del SIDA, dijo, "muchas sociedades fueron sorprendidas por la enfermedad. No estaban suficientemente advertidas y no contaban con protección. Este impacto demostró, sobre todo en África, que la salud reproductiva, los derechos reproductivos y los servicios de planificación familiar deben ser complementados por una plataforma legal y social que les permita a las mujeres la libertad para ejercer sus elecciones reproductivas".

A su vez, la representante de Canadá, sin aclarar el origen de los datos, afirmó que, "en 1998, murieron en el mundo 500.000 mujeres por complicaciones relativas al embarazo y al nacimiento. La inmensa mayoría de las muertes se podría haber prevenido si hubieran podido acceder a servicios y recursos adecuados. Debe implementarse el acceso a servicios de alta calidad de planificación familiar y de salud reproductiva, para que su falta no vuelva a ser la raíz de estas tragedias".

El Informe de la 33ª de la Comisión de Población

Reproducimos algunos párrafos del informe de la sesión a la que nos referimos:

(….) "La disminución de la población es inevitable si faltan migraciones de reemplazo. Los niveles de fecundidad podrían aumentar en las próximas décadas, pero es improbable que se alcancen niveles de reemplazo en la mayoría de países.

Es necesario mantener ciertos niveles de inmigración para evitar el descenso poblacional en todos los países y regiones incluidos en el informe. No obstante, hay divergencias importantes entre los niveles de inmigración necesarios y la experiencia actual de los países. En el caso de la Unión Europea, los niveles de inmigración observados durante los años noventa serían casi suficientes para evitar el descenso poblacional, mientras que para Europa en general, habría que duplicar el número de inmigrantes. La República de Corea precisaría un flujo de inmigrantes relativamente modesto, un cambio fundamental, sin embargo, para un país que hasta el momento ha experimentado emigración neta. En Italia y Japón se requerirían aumentos notables de los niveles de inmigración neta. Por el contrario, Francia, el Reino Unido y los Estados Unidos podrían mantener la población al nivel actual con un nivel de inmigración menor al observado recientemente.

El número de inmigrantes necesario para evitar el descenso poblacional es considerablemente mayor que el proyectado por las Naciones Unidas. Los Estados Unidos constituyen la única excepción.

El número de inmigrantes necesario para evitar un descenso de la población activa es más elevado que el requerido para evitar un descenso de la población total. En algunos casos, como el de la República de Corea, Francia, el Reino Unido o los Estados Unidos, el número es varias veces más elevado. Si tales flujos se produjeran, los inmigrantes llegados después de 1995 y sus descendientes representarían en el 2050 una proporción importante de la población total de los países examinados. Entre el 30 y el 39 por ciento en el caso de Alemania, Italia y Japón.

En términos relativos, Alemania e Italia precisarían el número más elevado de inmigrantes para mantener el tamaño de su población activa. Italia necesitaría anualmente 6.500 inmigrantes por millón de habitantes y Alemania necesitaría 6.000. Los Estados Unidos precisarían menos, 1.300 inmigrantes por millón de habitantes anualmente.

Los niveles de inmigración necesarios para evitar el envejecimiento poblacional son varias veces más elevados que los requeridos para prevenir un descenso de la población total.

Mantener los cocientes de dependencia potencial constantes requeriría volúmenes de inmigración que están fuera de toda expectativa razonable.

En ausencia de inmigración, los cocientes de dependencia potencial podrían mantenerse en los niveles actuales si se desplazase la edad de jubilación a los 75 años, aproximadamente.

Los nuevos retos que presentan la disminución y el envejecimiento de la población requieren una revisión general de numerosas políticas y programas existentes, bajo una perspectiva de largo plazo.

Entre los aspectos críticos que precisan re-evaluación están: (a) la edad de jubilación; (b) los niveles y tipos de pensiones de jubilación y salud para la gente mayor; (c) la participación en la fuerza de trabajo; (d) las contribuciones de trabajadores y empresarios a las pensiones de jubilación y salud para la gente mayor; y (e) las políticas y programas de inmigración, especialmente en relación a las migraciones de reemplazo y a la integración de contingentes importantes de inmigrantes y sus descendientes". FIN, 7-4-00