Home
Acerca de NG
Noticias
Documentos
Artículos
Links de Interés
Contáctenos
Suscripción

 
 
  ONU: HACIA UNA UNICA RELIGIÓN UNIVERSAL.
 
 
  337 8 de Agosto de 2000
 

ONU: HACIA UNA UNICA RELIGIÓN UNIVERSAL.

Fuentes: Propias; UN Wire, 14-7-00; The Washington Times, 14-7-00; Press Release GA/9712, 26-5-00; The United Religions Initiative: Charter, Cooperation Circle, Summit 2000, Press Release, June 20, 2000 y July 14, 2000; Millennium World Peace Summit of Religious and Spiritual Leaders, Introduction, Strategic Partnerships, 28-7-00. Entrevista en la revista del UNDP, CHOICES (junio 2000) al Presidente francés Jacques Chirac. Sobre el Foro del Estado del Mundo: Noticias Globales 242, 285. Sobre la Carta para la Democracia Global: Noticias Globales 275. Sobre el Programa de Acción de la UNESCO para una Cultura de la Paz: Noticias Globales 287. Además, vid Noticias Globales 123, 126, 127, 140, 141, 236, 242, 256, 275, 276, 278.

Por Salvador Arguedas

El presidente Jacques Chirac, con ocasión de la sesión especial de la Asamblea General de la ONU, Copenhague+5, el 29 de junio, presentó oficialmente junto a Mark Malloch Brown, presidente del PNUD, el Informe de Desarrollo Humano 2000, "Derechos Humanos y Desarrollo Humano".

En una entrevista publicada por la revista CHOICES del programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD-UNDP) del mes de junio, el presidente francés Jacques Chirac, pidió por un nuevo código planetario de ética que provea un "fundamento moral" para un "Gobierno Global".

Al preguntarle cual era su opinión de cuales eran los mayores cambios y desafíos del siglo XXI respondió: "Paz, desarrollo, erradicación de la pobreza, la protección del medio ambiente y el control de las pandemias, los progresos científicos y tecnológicos y la globalización: estos son los inmensos cambios que el mundo debe confrontar. Estos se deben hacer a través de esfuerzos conjuntos de los problemas que van desde los niveles nacionales hasta los regionales. Para tener éxito debemos delinear un código de ética planetaria capaz de inspirar nuestras acciones. Éste deberá inculcar el espíritu de solidaridad y de responsabilidad. Deberá servir como el ideal y el fundamento moral para el gobierno global, el cual debemos fomentar".

Estas afirmaciones no deben extrañar. En Noticias Globales hemos dedicado muchos servicios a esta búsqueda de un código ético que sirva de "fundamento espiritual" al nuevo orden mundial. El Consejo de la Tierra y su proceso de elaboración de la Carta de la Tierra; el Parlamento de las Religiones del Mundo y la Etica Planetaria de Hans Küng; el Templo del Entendimiento Universal; el Foro del Estado del Mundo, son algunas de las propuestas que "están en la búsqueda" de unos nuevos principios morales para "esta nueva etapa del mundo", basados en el sincretismo New Age.

En este contexto se enmarca la próxima Cumbre Mundial de Líderes Espirituales y Religiosos por la Paz, convocada por la ONU.

Con una "procesión" dentro del recinto de la Asamblea General de las Naciones Unidas en New York, el 28 de agosto, comenzará la primera Cumbre Mundial de Líderes Espirituales y Religiosos por la Paz, que terminará sus sesiones dos días más tarde, en el Hotel Waldorf Astoria.

Esta cumbre global está organizada "por una coalición independiente de líderes de diferentes credos", (The United Religions Initiative, URI); asistirán a ella más de 1.000 representantes de diferentes creencias de todo el mundo.

El URI condena la noción tradicional de evangelización cristiana. No tolera el proselitismo, ya que lo considera "una forma de dominación". Se manifiesta contra las religiones "dogmáticas", como promotoras del "fundamentalismo". El URI se ha declarado a favor del aborto, de la libertad sexual de los adolescentes, de la legalización de las uniones homosexuales y en contra del crecimiento "insostenible" (no-sustentable) de la población.

Según la propia información del URI, la Cumbre se organizó, en octubre del año pasado, durante las "conversaciones" mantenidas por el abortista y magnate de los medios de comunicación, Ted Turner y el Secretario General de la ONU, Kofi Annan.

Las autoridades de la Cumbre serán:

-el mismo Ted Turner, presidente honorario de la Cumbre, quien prometió que su imperio de la CNN estará al servicio de la iniciativa;

-Maurice Strong, será el presidente del "principal directorio de consultores". Strong, conocido por haber sido quien organizó las cumbres sobre medioambiente, -la más conocida fue la Cumbre de Río en 1992 (ECO-92)-, es miembro del Consejo de la Tierra y uno de los impulsores junto con el ex-presidente de la URSS, M. Gorbachev, de la Carta de la Tierra;

-Timothy Wirth, ex-senador demócrata por Colorado, es el vicepresidente del consejo ejecutivo de la Cumbre. Wirth dirige la Fundación de las Naciones Unidas que financia Turner. Como subsecretario de Estado del Presidente Clinton, dirigió la representación de USA en la Conferencia de El Cairo (1994), tratando de imponer el aborto como parte de las políticas de salud. También hizo su aparición en las Conferencias de Copenhague y de Beijing (1995) y en la de Estambul (1996). Fue funcionario de Planned Parenhood de USA, filial de la IPPF; (Vid. Noticias Globales 35 y 65).

-Gillian Sorenson, será el vicepresidente de la Cumbre; su cargo en este momento es asistente de Kofi Annan;

-el Reverendo James Morton, ministro episcopaliano, será otro vicepresidente de la Cumbre. Es miembro del Interfaith Center de New York, organización que actúa a veces con el nombre de Templo del Entendimiento Universal, y en algunos de sus impresos declara que aspira a ser la organización de representación religiosa universal, como la ONU lo es en lo político-económico;

-Dena Merriam, actuará también como vicepresidenta de la Cumbre y Bawa Jain, como secretario general.

Las ausencias más notables serán el Papa Juan Pablo II y el Dalai Lama, ya que no se les cursó invitación. El Dalai Lama no fue invitado por temor de ofender a la República China, aunque se anunció que estaría presente, invitado privadamente, en el Waldorf Astoria.

El Presidente del Consejo Pontificio para el Diálogo Interreligioso, Cardenal Francis Arinze, de Nigeria, según The Washington Times (14-7-00), irá por el Vaticano. (Vid. UN plans to bring together 1.000 world religious leaders, Larry Witham, The Washington Times, 14-7-00). La organización católica CAFHRI de New York, en su boletín Friday Fax (21-7-00), aclara que el Pontificio Consejo para el Diálogo Interreligioso no trabaja con el URI, porque lo considera promotor del sincretismo religioso. Seguramente el Cardenal Arinze asistirá por ser una reunión convocada por las Naciones Unidas.

A la Cumbre "han sido invitados notables del mundo religioso de 12 'tradiciones espirituales'", entre ellas el zoroastrismo, el confucionismo, el budismo, el hinduísmo, el taoísmo, el cristianismo, el judaísmo, el islam y las religiones indígenas.

Entre los 11 sponsors más notables de la Cumbre figuran: el Better World Fund de Turner; la Templeton Foundation; la  Carnegie Foundation y la Rockefeller Brothers Foundation.

La Cumbre Mundial para la Paz, otro de los nombres que se le da a esta reunión de Líderes Espirituales y Religiosos, se convino -según la información de los organizadores- para coordinar el liderazgo religioso y espiritual; con intenciones de concretar una especie de interreligión (o suprarreligión), "aliada de las Naciones Unidas para las cuestiones de paz, el entendimiento global y la cooperación internacional".

La Cumbre emitirá la Declaración para un Mundo de Paz, y se establecerá en ella un Consejo Consultor Internacional (permanente) de Líderes Espirituales y Religiosos, que servirá como órgano de asesoramiento de las Naciones Unidas y del Secretario General.

Según los boletines del URI, "este Consejo le dará a las Naciones Unidas una dimensión espiritual única en la resolución de las dificultades entre las naciones y las personas de diferentes religiones y etnias".

Declara también el URI: "La globalización y las nuevas tecnologías de las comunicaciones hicieron mucho para unir las economías de todos los países del mundo y crear interconexiones entre los pueblos. Pero estos avances no aliviaron los problemas de la humanidad. La brutalidad de la guerra y el aumento de la pobreza son hoy, una realidad mas grande que en cualquier otro tiempo pasado. El sufrimiento humano continúa en niveles intolerables. Para frenar estas enfermedades es necesaria una fuerte colaboración entre las Naciones Unidas y la comunidad espiritual y religiosa". FIN, 8-8-00