Home
Acerca de NG
Noticias
Documentos
Artículos
Links de Interés
Contáctenos
Suscripción

 
 
  LA ONU PIDE A ARGENTINA LEGALIZAR EL ABORTO
 
 
  376 24 de Noviembre de 2000
 

LA ONU PIDE A ARGENTINA LEGALIZAR EL ABORTO

Fuentes: Propias; Página 12, (Buenos Aires, 21-11-00); UN Press Release HR/ESC/99/28 (15-11-99); HR/ESC/99/32 (17-11-99); HR/ESC/99/33 (18-11-99); HR/ESC/99/34 (18-11-99); HR/ESC/99/35 (19-11-99); HR/ESC/99/48 (3-12-99); 25-10-00, 26-10-00 y 3-11-00. (Vid. Noticias Globales 298, 314, 321 y sus referencias, 327, 328 y 333)

Por Salvador Arguedas

Entre el 16 de octubre y el 3 de noviembre pasado, se realizó en Ginebra, la sesión 70ª del Comité de Derechos Humanos de la ONU. El comité está integrado por 18 expertos, elegidos por los Estados partes del Pacto de Drechos Civiles y Políticos, por el término de cuatro años, según la información oficial son personas de "elevado crácter moral y reconocida competencia en el campo de los derechos humanos". Los miembros del comité son: Abdelfattah Amor (Tunez); Nisuke Ando (Japón); Prafullachandra Natwarlal Bhagwati (India); Christine Chanet (Francia); Lord Colville (Reino Unido); Elizabeth Evatt (Australia); Pilar Gaitan de Pombo (Colombia); Louis Henkin (USA); Eckart Klein (Alemania); David Kretzmer (Israel); Rajsoomer Lallah (Maurizio); Cecilia Medina Quiroga (Chile); Fausto Pocar (Italia); Hipólito Solari Yrigoyen (Argentina, vence en 2002); Martin Scheinin (Finlandia); Roman Wieruszewski (Polonia); Maxwell Yalden (Canadá); and Abdallah Zakhia (Libano). Medina Quiroga fue la presidenta en esta sesión, acompañada por Evatt, Bhagwati y Amor como vice-presidentes y Lord Colville como "rapporteur".

Este año el Comité "examinó" a Argentina. Según los medios de comunicación autodesignados como "progresistas", Argentina no aprobó el examen ante las Naciones Unidas en materia de derechos humanos de las mujeres.

El dictamen del Comité recomienda al Gobierno impulsar la modificación de la legislación para ampliar la despenalización del aborto a todos los casos de embarazo por violación. A la vez, el Comité llamó la atención a Argentina, por los aspectos "discriminatorios de las leyes y políticas vigentes que da como resultado un recurso desproporcionado de las mujeres pobres a un aborto ilegal y inseguro". Como es de suponer el Comité usó la cifra propagandística de los abortistas: 150.000 abortos anuales, pero esto no es de extrañar, ya que según el mismo informe oficial de Argentina, 15.000 mujeres mueren al año a causa del aborto, lo cual contradice las cifras de un organismo del estado, el Instituto de Estadísticas y Censos.

Además, el Comité aconsejó al gobierno argentino que "reexamine periódicamente las leyes y las políticas de planificación familiar", para posibilitar el acceso a los métodos anticonceptivos y de esterilización a todas las mujeres.

El Comité también expresó su "preocupación" por el hecho de que la "criminalización" del aborto "disuada" a los médicos de llevar a cabo ese tipo de procedimiento sin una orden judicial, "incluso cuando la ley no lo castiga", por ejemplo, cuando existe riesgo para la salud de la madre o cuando el embarazo resulta de la violación de una mujer con discapacidad mental. "Se debe modificar la legislación nacional para autorizar el aborto en todos los casos de embarazo por violación", instó el comité.

Otro aspecto abordado por los expertos fue el de los derechos sexuales y reproductivos. En ese sentido, el comité recomendó que se "reexaminen" periódicamente las leyes y políticas en materia de procreación responsable.

El Comité también manifestó "especial preocupación" por la "alta incidencia" de casos de violencia contra las mujeres, así como la existencia de "acoso sexual y otras manifestaciones de discriminación", en los sectores laborales públicos y privados.

En su informe, el Comité también aconseja al gobierno argentino a desarrollar una campaña de información "a gran escala" para promover los derechos de las mujeres y los recursos con que cuentan para ejercerlos.

El Comité recibió otros dos informes, que contrastaron con el oficial, y todo indica que optó por dar la razón a las ONG's locales, autoras de los mismos: el Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS) y el Comité de América Latina y el Caribe para la Defensa de los Derechos de la Mujer (CLADEM), (en realidad CLADEM, no es argentina sino que opera de América hispana, con base en Perú).

Las dos entidades no gubernamentales que presentaron sus contrainformes al comité, celebraron el dictamen de los expertos de la ONU. "El dictamen nos pareció altamente positivo", resumió Viviana Della Siega, integrante del Comité de América Latina y el Caribe para la Defensa de los Derechos de la Mujer (CLADEM). En el mismo sentido opinó Marcela Rodríguez, asesora del Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS), "el comité enfatiza situaciones muy claras de violación de los derechos humanos de las mujeres", consideró Rodríguez. (CLADEM, junto con la ONG's argentina FEIM, se encuentra entre las primeras organizaciones que pidieron la reducción del estatus de la Santa Sede en la ONU, vid. Noticias Globales 199, 374, 375).

La delegación gubernamental, encabezada por el embajador Leandro Despouy y el presidente del Instituto Nacional contra la Discriminación (INADI), Eugenio Zaffaroni, defendió "las metas y los logros" alcanzados por el gobierno como las reglamentaciones y leyes de salud reproductiva y sexual, vigentes en muchas circunscripciones del pais, "en cumplimiento de los compromisos de la Plataforma de Acción de la Conferencia de Beijing", y destacó la creación de planes de maternidad segura y en contra la mortalidad infantil, que realiza en colaboración con diversos organismos de la ONU, como por ejemplo la UNICEF. (Recordemos que "maternidad segura" en lenguaje de la ONU incluye el aborto químico y quirúrgico)

Remarcó también a su favor la delegación oficial: la entrega de tierras a los indígenas; la colaboración con las "Abuelas de Plaza de Mayo" para volver a enjuiciar a los militares que gobernaron en la década del 70; las legislaciones contra el acoso sexual; la obligatoriedad por parte de los partidos políticos de incluir 1/3 de mujeres entre sus candidatos; los aportes económicos a las familias de los desaparecidos, etc.

Para la presidenta del Consejo Nacional de la Mujer, Carmen Storani, "Las recomendaciones (de la ONU) son buenas. Son aspectos sobre los que las mujeres de la Alianza venimos peleando y hemos prometido llevar adelante en la plataforma electoral". Pero la funcionaria hizo una objeción: "Sin embargo, creo que el comité no ha tomado en cuenta el esfuerzo de este Gobierno para poner en marcha medidas activas para disminuir la mortalidad materna", en referencia al Plan Nacional de Disminución de Mortalidad Materno Infantil, lanzado meses atrás por las autoridades nacionales.

Para completar el panorama, téngase en cuenta que desde el 13 de noviembre al 1 de diciembre, se está realizando en Ginebra, la sesión 23 del Comité de Derechos Económicos, Sociales y Culturales de la ONU, que también trata los temas relacionados con la llamada salud sexual y reproductiva (aborto encubierto), bajo su óptica, es decir, seguramente recomendará -como lo ha hecho otros años-, el cambio de las tradiciones culturales y religiosas -sobre todo de las que llama religiones dogmáticas, como el catolicismo y el islamismo-, para conseguir la plena vigencia de los derechos "del individuo".

Si a esto le sumamos las pusilánimes declaraciones del Presidente De la Rúa, en el sentido que en el caso de contraste entre la legislación nacional y la internacional, el pais debe someterse a los compromisos internacionales contraídos, el futuro de la vida humana naciente en Argentina es cada día más incierto.

Para ampliar la gravedad de la situación recordemos que para Mary Robinson, Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, estas materias como el aborto quirúrgico, salud sexual y reproductiva (aborto encubierto), esterilización, etc., están íntimamente unidas a las que se tratarán en la Conferencia Mundial contra el Racismo, la Discriminación racial, la Xenofobia y todo tipo de Intolerancia, que se realizará en Sud Africa en el 2001, y que para la funcionaria es el evento más grande organizado por la ONU, para comenzar el tercer milenio. FIN, 24-11-00