Home
Acerca de NG
Noticias
Documentos
Artículos
Links de Interés
Contáctenos
Suscripción

 
 
  ONU: PELIGROSAS PERSPECTIVAS PARA LA CUMBRE CONTRA LA DISCRIMINACIÓN
 
 
  413 18 de Abril de 2001
 

ONU: PELIGROSAS PERSPECTIVAS PARA LA CUMBRE CONTRA LA DISCRIMINACIÓN

Fuentes: Propias; UN Wire, 11-04-01; UN, Press Release, Morning, Afternoon, 10-04-01.

Por Juan Bacigaluppi

Del 19 de marzo al 27 de abril, está reunida en Ginebra la Comisión de los Derechos Humanos de las Naciones Unidas, en su sesión nº 57, con vistas a la Conferencia Mundial en Contra del Racismo, la Discriminación Racial, la Xenofobia y la Intolerancia Relacionada (Durban, Sud África, 31 de agosto al 7 de septiembre de 2001). Además de los países que presentan sus informes, están presentes numerosas ONG's, exponiendo sus puntos de vista sobre el tema.

El 10 de abril, finalizó el debate sobre el punto de su agenda: "Integrando los Derechos Humanos de las Mujeres y la Perspectiva de Género", con la presentación de las advertencias de las ONG's asistentes, las que condenaron la violencia en contra de las mujeres y el tráfico y la explotación sexual de las mujeres y los niños, especialmente por causa de los conflictos armados.

Entre las ONG's presentes se encuentran, International Federation of University Women (su declaración la hizo junto con otras 14 ONG's); International Movement against All Forms of Discrimination and Racism; Human Rights Watch; Coalition Against trafficking in Women; All China Women's Federation; Femmes Africa Solidarite; International Union of Socialist Youth; Andean Committee of Jurists; Colombian Commission of Jurists; American Jewish Committee; International Federation of Women Lawyers; Himalayan Research and Cultural Foundation; World Muslim Congress; Women Against Rape; World Federation of Trade Unions; Human Rights Advocates International; International Commission of Jurists; European Women's Lobby; Society for Threatened Peoples; Netherlands Organization for International Development Cooperation; Australian Council for Overseas Aid; Third World Movement against the Exploitation of Women; International League for Human Rights; Asia Pacific Forum on Women; China Society for Human Rights; International Human Rights Law Group; Interfaith International; Center for Women's Global Leadership; Women's Human Rights International Association; Unione Nationale de la Femme Tunisienne; CATHOLICS FOR A FREE CHOICE; International Association of Democratic Lawyers; Women's International League for Peace and Freedom, etc.

Entre las numerosas declaraciones resaltamos las expresiones de las representantes de dos importantes ONG's, con estatus consultivo en el Consejo Económico Social (ECOSOC) de la ONU.

Incluyendo entre las violaciones a los derechos de las mujeres, las leyes que prohíben o limitan el aborto, Charlotte Bunch, del Center for Women's Global Leadership, dijo que "es imposible citar todos los documentos en los que se dice que la violencia contra las mujeres viola sus derechos humanos, impidiéndoles y anulándoles el pleno goce de esos derechos y de sus libertades fundamentales. En el documento de Beijing+5, se aceptó que la violencia en contra de las mujeres, practicada por los Estados o sus agentes, constituía una violación a los derechos humanos. Se aceptó también que los Estados tenían la obligación de ejercitar debidas la diligencias para prevenir, investigar y castigar los actos de violencia, incluso cuando esos actos provinieran de personas privadas, y también proveer protección a las víctimas".

"Es necesario institucionalizar la unión de los conceptos de raza humana y de género en la próxima Conferencia Mundial en contra del Racismo. La Conferencia dará una importante oportunidad de demostrar la indivisibilidad de los derechos humanos. Muchos tratados y mecanismos de derechos humanos no aceptan esa indivisibilidad. El trabajo como lo entendió la Comisión incluye plenamente los derechos humanos de las mujeres desde una perspectiva de género dentro de todos los mecanismos, cuerpos y parámetros, esto es esencial para la futura realización de la universalidad de los derechos humanos".

La segunda intervención que citamos pertenece a la representante de organización de apóstatas Católicas para el Derecho a Decidir, Elfriede Harth, que dijo: "mi organización y el grupo de ONG's asociadas, da la bienvenida al informe del año pasado del Relator Especial sobre cuestiones de intolerancia religiosa, en el cual la intolerancia religiosa también se refiere a situaciones en las que los Estados usan ciertas interpretaciones de la religión para discriminar y perpetuar la violencia en contra de las mujeres. Los derechos humanos están comprometidos cuando la Iglesia Católica Romana actúa como un estado, toma posiciones que dañan la salud de las mujeres y los derechos humanos de las mujeres, los niños y los homosexuales".

Como hemos informado en Noticias Globales, continuando con su pretensión de reducir a la Santa Sede a la categoría de una simple ONG y coincidiendo con la recomendación de varios comités de la ONU de que las religiones "dogmáticas" deben reformar sus contenidos para encontrar cabida en el nuevo orden mundial, y también, dejar de hacer proselitismo, la representante de Católicas por el Derecho a Decidir, continuó:

"En la arena de la política internacional, la iglesia como institución limita las libertades de los católicos y de los no-católicos y de la misma forma impone sus creencias religiosas a todos. La evidencia de esto se puede ver en los esfuerzos de la Santa Sede para que las Naciones Unidas prohíban el acceso o lo restrinjan a los preservativos para frenar el HIV-SIDA; cuando bloquea el acceso a la contracepción y a los anticonceptivos de emergencia para prevenir embarazos no-deseados, y cuando prohíbe el aborto no-coercitivo, seguro y legal. La recomendación del Relator Especial de llevar a cabo acciones preventivas para prevenir las violaciones resultantes del extremismo religioso, incluyendo la discriminación a causa de la religión que afecta a las mujeres, es muy importante. Este grupo (...) observa negligencia en las políticas institucionales, internas y externas, de la Iglesia relacionadas con los derechos humanos de las mujeres, que demuestra una ceguera que se debe corregir". FIN, 19-04-01