Home
Acerca de NG
Noticias
Documentos
Artículos
Links de Interés
Contáctenos
Suscripción

 
 
  ONU: MUCHOS EMPEÑOS QUE INCLUYEN EL ABORTO
 
 
  481 2 de Febrero de 2002
 

ONU: MUCHOS EMPEÑOS QUE INCLUYEN EL ABORTO

Fuentes: Propias; Population Research Institute (PRI, 06-12-01); The Washington Post (31-01-02); UN Press Release, 31-01-02, 01-02-02; UN Wire, 31-01-02

Por Salvador Arguedas

Foro Económico Mundial

La Organización Mundial de la Salud (OMS), la UNICEF, la UNESCO, el "conjunto de programas de la ONU para HIV/SIDA", el Fondo para la Población y el Banco Mundial, reclamaron al Foro Económico Mundial, que este año está reunido en New York y no en Davos (Suiza), un mayor empeño para combatir las enfermedades contagiosas.

Según el Washington Post (31-01-02), 5.7 millones de personas murieron el año pasado de malaria, tuberculosis y SIDA. Las agencias nombradas han programado para el año 2010 reducir a la mitad las muertes debidas a las dos primeras enfermedades y bajar en un 25% las muertes por SIDA

La Directora General de la OMS, Gro Harlem Brundtland declaró que "las inversiones deben asegurar cambios sociales y políticos y no solamente asegurar mejores servicios de salud". Brundtland es una de las promotoras más enérgicas del proyecto de reingeniería social de la ONU; conocida por su activismo a favor de los supuestos derechos de las mujeres que incluyen el aborto, el reconocimiento de los derechos sexuales y reproductivos para los niños/as y adolescentes y la desaparición del concepto de "familia tradicional".

Por eso, no es de extrañar, que tanto los planes para erradicar la tuberculosis y la malaria en las zonas pobres del planeta como los planes para combatir el SIDA, incluyan programas para "servicios de salud sexual y reproductiva", para conseguir una "sociedad saludable y combatir la pobreza", porque -dicen- "los pueblos saludables, salen por sí mismos de la pobreza".

Tanto la OMS como el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), el Fondo para la Población, el Banco Mundial y el Programa Especial de Investigación, Desarrollo, y Entrenamiento en Reproducción Humana, desde 1999, "sostienen y financian programas de cambio social de salud sexual y reproductiva para adolescentes", con exclusión absoluta de los padres de familia, (vid. web de la OMS). (El PNUD, a través de su embajador en Buenos Aires, el español Angulo, es un actor principal en la mesa de diálogo organizada para encontrar una salida a la crisis social, política y económica de Argentina, promoviendo cambios esenciales en el entramado legal y social del país. Refundar el país, ¿sobre qué bases?).

El CEDAW y Afganistán

Al mismo tiempo los miembros del Comité de Eliminación de la Discriminación contra la Mujer (CEDAW), hicieron público en New York un documento sobre la reconstrucción de Afganistán. En el mismo recalcan que el reconocimiento "de los derechos humanos universales especialmente de los derechos de las mujeres", es básico para la reconstrucción del país. Entre estos derechos se incluye el de acudir a servicios de salud reproductiva que engloban el aborto.

Sin defender el modo talibán de tratar a las mujeres, tengamos en cuenta que el 7 de diciembre pasado la Senadora Hillary Clinton, ex-primera dama de USA, hizo publico su empeño de introducir el aborto en Afganistán con la ayuda de la Federación Internacional de Paternidad Planificada (IPPF), como derecho humano básico de las mujeres (vid. EWTN, 07-12-02; SPUC, Londres, 07-12-02). Al hacerse pública la noticia, la filial afgana de la IPPF, reconoció que ya estaba promoviendo el aborto en los campos de refugiados de Quetta y Peshawar (Pakistán), entre las refugiadas, en colaboración con el Fondo para la Población de la ONU. (vid. PRI, 06-12-01).

Sin embargo, el 29 de noviembre, un comité del Senado USA había interrogado acerca de sus necesidades a un grupo de mujeres afganas, al enumerarlas las miembros del panel dijeron que sus necesidades eran "la reconstrucción de casas, caminos, redes de agua y fábricas y la educación de sus hijos". Ninguna de ellas nombró el aborto ni los derechos sexuales y reproductivos, (Associated Press, 29-11-01).

Recordemos que la Santa Sede publicó en septiembre pasado, un documento llamado La Salud Reproductiva de los Refugiados, en el que denuncia el manual de procedimiento (manual de campo) elaborado para los campos de refugiados por la OMS, el Fondo para la Población, y el Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados. La Santa Sede denuncia que el manual bajo el término de "salud reproductiva" difunde el aborto, muchas veces coactivamente. La Santa Sede contaba al redactar el documento con las denuncias sobre los campos de refugiados en la ex-Yugoeslavia y en Africa, de las que dimos cuenta en los años 1998 y 1999.

Las consideraciones generales sobre salud reproductiva del documento de la Santa Sede son aplicables a cualquier situación y no son exclusivamente para los campos de refugiados.

La Cumbre de la Infancia

Mientras tanto, al acercarse la fecha de la realización de la sesión especial Asamblea General de la ONU sobre la Infancia, la UNICEF, la Organización Internacional del Trabajo, el Alto Comisionado para los Refugiados y el grupo ONG's para la Convención de Derechos del Niño han comenzado en New York y Ginebra rondas de consulta para la cooperación en el reconocimiento y la promoción de los derechos de los niños.

Como hemos informado, tal y cómo se entienden estos derechos incluyen "el acceso a los servicios de salud reproductiva y sexual" y los "cuidados obstétricos de emergencia", términos que incluyen siempre el aborto. Al mismo tiempo que se les otorga a los chicos un supuesto derecho a la confidencialidad de estos servicios, con el fin de excluir a los padres. FIN, 02-02-02