Home
Acerca de NG
Noticias
Documentos
Artículos
Links de Interés
Contáctenos
Suscripción

 
 
  EL FEMINISMO RECONOCE EL MAYOR HOLOCAUSTO DE LA HISTORIA
 
 
  560 31 de Enero de 2003
 

EL FEMINISMO RECONOCE EL MAYOR HOLOCAUSTO DE LA HISTORIA y admite el fracaso de las políticas de salud reproductiva. Los Foros de Derechos Sexuales de Chile y Argentina.

Fuentes: Propias y CIMAC, 08-01-03, 09-01-03, 13-01-03 y 14-01-03.

 Por Juan C. Sanahuja

Cuando las asociaciones pro-vida internacionales, dijeron que en el mundo se cometían 50 millones de abortos quirúrgicos al año, es decir casi tantas muertes de niños no-nacidos, como muertos hubo en los cinco años de la II Guerra Mundial, fueron tachadas de alarmistas.

Ahora, fuentes feministas de la red mexicana CIMAC, basadas datos del Centro Legal para Derechos Reproductivos y Políticas Públicas (CRLP, Nueva York), reconocen que en los 55 países en los que existen leyes que autorizan el aborto quirúrgico, -incluyendo aquellos en los que éstas son restrictivas-, se cometen anualmente 46 millones de este abominable crimen. Esta cifra no incluye la "eliminación" de embriones humanos en los experimentos de fecundación artificial (FIV) y el aborto por uso de la píldora abortiva del día después y de otros llamados falazmente "anticonceptivos", (píldoras de toma diaria, DIU's, etc.).

El CRLP reclama el reconocimiento universal del llamado derecho al aborto, sin ninguna restricción, en aras de los principios de "no violencia y no discriminación contra la mujer, incluidos en su derecho a la salud". En Argentina, el CRLP, financia programas del Instituto Social y Político de la Mujer (ISPM), que preside María José Lubertino.

El CRLP, se ha propuesto conseguir el aborto "libre, legal y seguro", -como "derecho a decidir"-, para "el 25 por ciento de la población mundial que vive en 54 países que lo prohíben completamente o lo permiten sólo en algunos casos", una de sus razones -dice- es que según la OMS, se dan al año 500 mil muertes de mujeres a causa de las complicaciones del embarazo y el parto, "incluyendo los 42 días posteriores a éste".

En cuanto a estas cifras, cabe recordar que hace pocos días, como informaron entre otros Pro-Life Infonet, SPUC, ACI y C-FAM, la ministra de cultura y credo, y además líder del supuestamente pro-vida Partido Popular Cristiano (PPC) de Noruega, Valgerd Svarstad Haugland, señaló que "cada año mueren 800 mil mujeres en los países en desarrollo porque los abortos no se practican en forma adecuada", y demandó la "ayuda" noruega para facilitar estos procedimientos. La ministra fue puesta en evidencia ante la prensa ya que un reportero encontró que la cifra de 800 mil muertes es 130 veces mayor a la estimada por la American Life League y 11.5 veces mayor que la utilizada por el Fondo de Población de la ONU (FNUAP). La ministra no supo cómo salir del aprieto, ya que no pudo dar el origen de las cifras que usaba. Las declaraciones de Haugland no son una excepción porque muchos políticos se prestan al juego de la desinformación abortista.

Salud reproductiva es aborto

En cuestiones de cifras el feminismo no se fija en "detalles", aunque sin proponérselo reconoce el fracaso de las políticas de salud reproductiva para evitar los embarazos injustamente llamados "no-deseados". CIMAC dice que las "fallas anticonceptivas" son "el origen" de entre 8 a 30 millones de embarazos cada año, reproduciendo datos de la Iniciativa Mundial por una Maternidad Sin Riesgos. De ahí la "necesidad cada vez mayor" de liberalizar el aborto quirúrgico.

Como se trata de lanzar cifras sin sustento y sin sentido, líneas más abajo la misma gacetilla afirma: "Se producen cerca de 200 millones de embarazos en todo el mundo y aproximadamente una tercera parte, es decir unos 75 millones, son no deseados".

La Iniciativa Maternidad Sin Riesgos o Maternidad Segura, que se presenta como un programa "para asegurar la salud reproductiva a las mujeres pobres", consiste en campañas de aborto por todos los medios conocidos, llegando al aborto coactivo. Nació hace años y participan en ella la OMS, la UNICEF, el Fondo para la Población, y el Programa para el Desarrollo (PNUD), acompañados por la IPPF, las fundaciones Ford, Bill and Melinda Gates, Buffet, John and Catherine Mac Arthur, Paul and Daisy Soros, Rockefeller, Turner, etc.

Pero volviendo a lo anterior, lo central es el reconocimiento de la red feminista que las fallas de los anticonceptivos -también los de efectos abortivos- distribuidos a granel en base a las políticas de salud reproductiva, hacen "necesario" el aborto quirúrgico (NG 540, 547-549, 551).

Aún sin hablar de fallas o fracasos, lo mismo han reconocido los funcionarios de la ONU -entre ellos los de la OMS-, las agencias de salud de los países desarrollados, como el Reino Unido, y los personeros de las ONG's: salud reproductiva incluye el aborto quirúrgico.

Sin duda, aunque los anticonceptivos tuvieran una eficacia absoluta, es la mentalidad anticonceptiva impuesta por una continua propaganda, la que lleva al desprecio de la vida humana, a la banalización del sexo y, lógicamente, a la demanda de liberalizar el aborto quirúrgico.

Los foros de presión

También informa CIMAC, que en Chile "se refuerzan alianzas en torno a la anticoncepción de emergencia (aborto químico). Allí se constituyó el Consorcio Chileno de Anticoncepción de Emergencia, con la participación de numerosas organizaciones no gubernamentales y del área médica, y se han reforzado las alianzas en torno a este método para asegurar la ampliación de su acceso a todos los sectores de la población que lo requieran". Forman parte de ese Consorcio, el Instituto Chileno de Medicina Reproductiva, ICMER, y la Corporación de Salud y Políticas Sociales, CORSAPS".

El médico abortista, Horacio Croxatto, director del ICMER, "rechazó cualquier dictadura moral que se oponga a la libertad de decisión sobre usar o no usar AE, la que debe quedar a la conciencia de la mujer afectada y no a la de los jueces, de los legisladores o del personal de salud".

Por otro lado, también según CIMAC, "el Foro Red de Salud y Derechos Sexuales y Reproductivos, en el año 2002, desarrolló un proyecto en anticoncepción de emergencia con el apoyo de la Red de Salud de las Mujeres Latinoamericanas y del Caribe", con una campaña dirigida a implantar la idea "que muchachas y muchachos (menores de edad) son sujetos de derecho en el ámbito de la sexualidad y la reproducción".

En el curso de la campaña, que afectó al menos a todo el sur del continente, Croxatto viajó a Argentina, en donde participó en actividades del Foro de Derechos Reproductivos, organizadas por la Dirección de la Mujer y la Defensoría del Pueblo de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. En Rosario intervino, con el apoyo del gobierno municipal, en otras actividades públicas con el Dr. Mario Mas, el impulsor de la ley de esterilización quirúrgica de la provincia de Río Negro, la psicóloga Liliana Pauluzzi, que preside la Casa de la Mujer desde hace 16 años, el Dr. Walter Barbato, jefe de la Cátedra de Obstetricia del Hospital Centenario; también participaron la Cátedra de Obstetricia de la Facultad de Medicina, INDESO-MUJER (Instituto de Estudios Jurídicos-Sociales de la Mujer), RIMA (Red Informativa de Mujeres de Argentina), dando nuevo impulso así, al Consorcio Argentino de Anticoncepción de Emergencia.

Tanto en la Ciudad de Buenos Aires (NG 540), como en la ciudad de Rosario la provisión de la abortiva anticoncepción de emergencia es gratuita en hospitales públicos, y esta política se refuerza con la obligatoriedad de proveerla, de acuerdo con la ley nacional de salud sexual recientemente sancionada (30-10-02).

Todo está dado para que, a "una mayor oferta anticonceptiva", -que incluye abortivos-, la mentalidad anti-vida, el sexo lúdico y los fracasos contraceptivos, conduzcan al aborto quirúrgico. FIN, 31-01-03.