Home
Acerca de NG
Noticias
Documentos
Artículos
Links de Interés
Contáctenos
Suscripción

 
 
  UNICEF: ABORTO Y PERVERSIÓN DE MENORES
 
 
  602 29 de Septiembre de 2003
 

UNICEF: ABORTO Y PERVERSIÓN DE MENORES.

Fuentes: Propias; UN Wire, UNICEF in The Crosshairs, 03-09-03; Vid. Naciones Unidas, A/RES/S-27/2, Asamblea General Distr. General, 11-10-02; S-27/2, Un mundo apropiado para los niños. (Vid. NG 506, 504, 502, 500, 481, 438, 348, 365, 369376 entre otros).

Por Juan C. Sanahuja

El pasado 3 de septiembre, UN Wire publicó un artículo de la columnista Barbara Crossette, que criticaba el informe presentado por el Catholic Family and Human Rights Institute (C-FAM) denunciando a UNICEF y sus planes de reingeniería social, mediante la imposición de los llamados derechos sexuales y reproductivos y la salud reproductiva.

Crossette lanza un alerta a las fuerzas de la internacional de la muerte. Dos cosas parecen disgustarla profundamente:

-dice que C-FAM ataca a UNICEF, porque está dirigida por un grupo feminista encabezado por Carol Bellamy.

-y recuerda la campaña realizada por C-FAM para que el gobierno norteamericano le quitara el apoyo económico al Fondo para la Población, por su apoyo a las políticas de aborto selectivo de China. C-Fam tuvo éxito ante la administración Bush.

Dice Crossette: "Para los que vemos a UNICEF involucrándose para terminar con el perverso mundo del analfabetismo, el SIDA y con el abuso de niños, esta campaña en contra de la agencia es peligrosa, intenta inflamar y galvanizar el lobby de los que se oponen a todas las formas de aborto y al control de la natalidad, a los predicadores de la 'sola abstinencia sexual' que tratan de bloquear los avances de los derechos de las mujeres en la conferencias internacionales. Esta pelea constituye un serio problema porque le da a Estados Unidos la posibilidad de dejar de apoyar a UNICEF, lo que la pondría en peligro de la misma forma que pasó con el Fondo para la Población. UNICEF el año pasado, recibió más de 282 millones de dólares de los Estados Unidos en dinero procedente del gobierno y de contribuciones privadas".

Continúa Crossette, "la amenaza es clara, ya que el informe termina diciendo: 'será necesario para que los donantes, tanto oficiales como privados le exijan cambios a UNICEF. Las naciones donantes, muy especialmente los Estados Unidos deberán vigilar de cerca cómo gasta su dinero UNICEF'. El informe pide 'investigaciones completas sobre los variados y serios cargos hechos en este estudio'".

Crossette sigue diciendo, "nadie niega que bajo el mandato de Bellamy -ex banquera, política, presidente del New York City Council y última directora del Cuerpo de Paz-, UNICEF sumó puntos a su imagen con los informes realizados sobre abuso sexual y otros temas frecuentemente considerados tabú. UNICEF se unió con otras agencias de las Naciones Unidas en la defensa, por ejemplo, de las mujeres y niñas refugiadas que hubiesen sido violadas, incorporando la 'píldora del día después' para las víctimas de violaciones".

Es decir, lejos de tratar de disimular las políticas abortistas de UNICEF, Crossette las reafirma, confirmando que hasta que no cambie será imposible para quienes defienden la vida humana y a la familia colaborar con esa agencia. Es más, se nos hace imperativo impedir que lleguen fondos a UNICEF.

A la vez, UNICEF se encuentra comprometida en las campañas para la desaparición del concepto de patria potestad de los ordenamientos jurídicos de los países de Iberoamérica y en la justificación de la homosexualidad y la presentación de ésta a los jóvenes como una opción sexual "natural".

Desde Honduras y El Salvador, informan que tanto la agencia para el Desarrollo Internacional del gobierno de los Estados Unidos (AID, USAID), el Fondo para la Población de las Naciones Unidas, la Organización Panamericana de la Salud (OPS) y UNICEF, han impreso y distribuyen manuales de Educación Sexual y Reproductiva en los que se justifica la homosexualidad. Dicen, por ejemplo, los manuales, "existen diferentes formas para expresar la sexualidad. Algunas personas tienen una orientación diferente, lo que significa que tienen preferencias orientadas hacia ambos sexos o hacia su mismo sexo. Estas preferencias no han sido aceptadas por la sociedad porque son sólo fuente de placer y no están dirigidas a la reproducción. En las sociedades tradicionales sólo se debe tener relaciones sexuales para reproducirse y tener hijos. Pero en la vida diaria muchas parejas de homosexuales tienen los mismos deseos que las heterosexuales: desean formar un hogar, tener su propia casa y hasta criar hijos".

En Argentina, en su perverso lenguaje UNICEF, bajo el "paraguas" de la mortalidad materna y los llamados derechos humanos universales, promueve campañas de aborto quirúrgico y/o farmacológico, contrarias no sólo al respeto debido a toda vida humana sino también a los derechos y obligaciones de las padres con respecto a sus hijos. En la misma línea, en el área educativa refuerza la imposición de la perspectiva de género. Todo esto con la cooperación del actual gobierno. FIN, 29-09-03