Home
Acerca de NG
Noticias
Documentos
Artículos
Links de Interés
Contáctenos
Suscripción

 
 
  SANTA SEDE: LOS PADRES DEBEN REACCIONAR
 
 
  606 20 de Octubre de 2003
 

SANTA SEDE: LOS PADRES DEBEN REACCIONAR.

Fuentes: Radio Vaticano, 11-10-03; UN Press Release SG/SM/8929/AIDS/61, 09-10-03; UN News service, 09-10-03; AP/Yahoo News, Oct. 13; (Vid. NG 605, 604, 592, 506, 443, 396, 388, 385384 entre otros).

Por Juan C. Sanahuja

Hace una semana, en un programa de la BBC, cuyo contenido fue publicitado antes de su emisión oficial, el Cardenal López Trujillo hizo referencia a la falsedad del concepto de "sexo seguro" con el que las instituciones internacionales engañan a los jóvenes. Posteriormente en declaraciones a Radio Vaticano, el cardenal -entre otros datos científicos y estadísticos- se refirió a que el índice de falla de los preservativos es reconocido por la misma OMS, y a la reciente denuncia de más de 10.000 médicos contra el Centro de Control de Enfermedades de Atlanta (siglas en inglés, CDC), agencia del gobierno de los Estados Unidos, por ocultar la ineficacia del preservativo para prevenir las enfermedades de transmisión sexual. El CDC se resiste a reconocer la evidencia que la distribución masiva de esos elementos contribuye a la expansión de la epidemia de SIDA y otras enfermedades de transmisión sexual.

El Cardenal se refirió al tema del "sexo seguro" tratado en la entrevista televisiva y precisó que "no se puede hablar de 'sexo seguro', dejando que las personas crean que el uso de preservativos es la solución para evadir el riesgo de contagio del SIDA. La gente no debe creer que los preservativos son una seguridad absoluta". Se engaña a los jóvenes con la idea del "sexo seguro" y muchos de ellos, empujados por esta falsedad, caen víctimas de la pandemia.

El Cardenal, Presidente del Pontificio Consejo para la Familia, recalcó que para solucionar el problema, la Iglesia insiste en la fidelidad conyugal e invita a la formación en las virtudes, especialmente de los jóvenes y al respeto a los deberes y derechos de la familia. Insistió en que las instituciones que distribuyen preservativos a los chicos, algunas de ellas en los colegios públicos, cometen una grave irresponsabilidad. Y afirmó que "los padres deben reaccionar y ejercer el derecho a defender a sus hijos de este tipo de interferencias que invaden el mundo de su inocencia".

Las felicitaciones de Kofi Annan

El 9 de octubre, Bill Gates y su esposa Melinda recibieron el premio "Bishop John T. Walker Humanitarian Award from Africare", por "su contribución a la lucha contra la pandemia del HIV/SIDA en África", y el Secretario General de las Naciones Unidas, Kofi Annan, felicitó especialmente a los Gates, "por usar fondos de su fundación en la lucha contra el HIV/SIDA".

"Bill y Melinda han entendido que el SIDA ha provocado una crisis global única por su devastación social, demográfica y económica -un problema del cual he hecho una prioridad personal-", dijo Annan. "Este liderazgo de Bill y Melinda está ayudando a salvar millones de vida y sirve de poderoso ejemplo".

Días después, el 13 de octubre, la Fundación Bill y Melinda Gates anunció que aumentó a 200 millones de dólares la ayuda a la India para luchar contra el HIV/SIDA. Pero lo que llama más la atención es que de ese monto, los primeros 67.5 millones se entregarán a siete organizaciones locales y tendrán como destinatarios/as a 300.000 "trabajadores/as del sexo" (comercial sex workers) "y a sus 4.5 millones de clientes". Es decir, los fabricantes de preservativos tienen asegurados otros 67 millones de dólares.

Como hemos informado en otras ocasiones, la Fundación de los Gates financia también la distribución en diversas partes del mundo, de elementos anticonceptivos y abortivos, entre ellos la llamada anticoncepción de emergencia, a menores de edad.

DOS CONCEPCIONES IRRECONCILIABLES

A raíz del reportaje de la BBC, el Fondo para la Población, la Organización Mundial de la Salud (OMS), la UNICEF, y muchas ONG, entre ellas la organización de apóstatas "Católicas por el Derecho a Decidir", arremetieron contra la Iglesia Católica acusándola "de poner en riesgo miles de vidas humanas".

Mientras para estos organismos la lucha contra el SIDA y otras enfermedades de transmisión sexual se centra principalmente en la distribución de preservativos, la Iglesia persevera en su prédica a favor de la castidad, de la fidelidad matrimonial y del derecho de los padres a educar a sus hijos, lo que parece que pone los pelos de punta a los funcionarios de la ONU y, entre otros, a un coro universal de profesionales de la comunicación "políticamente correctos".

Se trata de dos concepciones distintas e irreconciliables de la persona humana, evidentemente para quienes no ven en la prostitución una degradación del ser humano, que son los mismos que instan a los jóvenes al uso temprano del sexo inculcándoles la falsa idea del "sexo seguro", la doctrina de la Iglesia es irracional e incluso subversiva.

Pero lo que quizás más irrita a los representantes del Nuevo Orden y a sus conformistas seguidores, no es que la Iglesia insista en que el uso animalizante del sexo contrasta con la dignidad de toda persona, sino que la Iglesia llame a la resistencia a los padres de familia porque, como hemos informado, el Fondo para la Población, la UNICEF, la OMS, diversos Comités de la ONU, y las ONG de su sistema, están empeñados en borrar de las legislaciones nacionales el concepto de patria potestad.

La afirmación del Cardenal López Trujillo fue clara: "Los padres deben reaccionar y ejercer el derecho a defender a sus hijos de este tipo de interferencias que invaden el mundo de su inocencia", y si este mensaje llega claramente e inspira acciones concretas, a pesar de la hostilidad de muchos, el Nuevo Orden no podrá imponer su pensamiento único universal, un paso imprescindible para sojuzgar a la humanidad. FIN, 20-10-03