Home
Acerca de NG
Noticias
Documentos
Artículos
Links de Interés
Contáctenos
Suscripción

 
 
  ONU: MILENIO+5 (III).
 
 
  738 28 de Septiembre de 2005
 

ONU: MILENIO+5 (III).

Fuentes al pie.

Por Juan C. Sanahuja

La perversión de los derechos humanos. La tenaza totalitaria. La Cultura de Paz. La Alianza de las Civilizaciones: ¿hacia el sincretismo universal?, ¿Carta de la Tierra?. (continúa del número anterior)

La perversión de los derechos humanos

Para concluir el comentario de algunos aspectos del documento final de la Cumbre Milenio+5, destacamos el tema de los derechos humanos. En el marco del aumento de poder, que los Estados otorgan en desmedro de su soberanía a los distintos órganos de la ONU: Secretaría General, Consejo Económico Social (ECOSOC), etc., la Comisión de Derechos Humanos, se convertirá, según el número 157 del documento, en un Consejo Universal de Derechos Humanos.

¿Qué derechos humanos? Los “derechos humanos” interpretados y reinterpretados una y otra vez por los distintos Comités de los tratados, que ya han impuesto a nivel mundial, por ejemplo, los llamados derecho al aborto y a la libre opción sexual. Por si hubiera que probarlo, en el n. 125 la ONU se propone “aumentar la eficacia de los órganos creados en virtud de tratados de derechos humanos” a fin de que los Estados apliquen “las recomendaciones que se les hagan”.

Téngase en cuenta que los “nuevos derechos humanos” en encuentran en la reinterpretación de los tratados, expuesta en las observaciones y recomendaciones generales que hacen los Comités. Por ejemplo, las conocidas reinterpretaciones del Comité de la Convención de la Mujer (CEDAW), en las que se plasman el “derecho” al aborto o la llamada “libertad reproductiva”; o las del Comité del Tratado contra la Tortura, que interpreta como "tortura psicológica" contra la mujer las “trabas” legales, familiares o sociales que impidan el aborto a voluntad en cualquier momento de la gestación; lo mismo que a las leyes que “limiten el derecho a la libre opción sexual” (homosexualidad).

Además, se suman las recomendaciones particulares a los Estados. Como en el caso del CEDAW éstas ordenan cambios en la legislación particular, por ejemplo despenalizar el aborto, abolir el estereotipo de mujer-madre, o incluso, como en el caso de Argentina, exigir que se presenten las listas de personas e instituciones que se oponen a la educación sexual.

La tenaza totalitaria

Para tejer una fuerte red que imponga su reingeniería social anticristiana se compromete a la Unión Interparlamentaria Mundial (n. 171), una organización con reconocida influencia masónica, que se ha expresado reiteradamente a favor de las políticas de aborto y control de natalidad, por ejemplo con motivo de las Conferencias de El Cairo (1994) y Beijing (1995).

Refuerzan estos propósitos la Corte Penal Internacional, que podría tratar como a criminales de guerra a quienes defiendan el orden natural, un reaseguro incluido en el capítulo titulado “el imperio de la ley” (nn. 134 y ss.); y el Global Compact (Pacto Mundial) (nn. 172 y ss) que lo forman las empresas comerciales que se comprometen con los “ideales” de la ONU, excluyendo de sus negocios a las que no lo integren. (¿Será esto último, un modo concretarse la apocalíptica profecía: “no podrán comprar ni vender si no tienen la marca de la Bestia”?).

La Cultura de Paz

En el n. 144 se dice: “Reafirmamos la Declaración y el Programa de Acción sobre una Cultura de Paz (...)”. Se trata de un documento de la UNESCO, aprobado por la Asamblea General en 1999, escrito en un lenguaje aparentemente inofensivo aunque leído con atención está plagado de las palabras claves del discurso relativista.

Dos puntos del Programa lo ponen claramente en evidencia. Los firmantes de la Declaración se comprometen a informar la legislación de todos los países de la “perspectiva de género” y a imponer la Plataforma de Acción de la Conferencia de Beijing, uno de los sustentos de quienes pretenden justificar entre otras aberraciones, el llamado derecho al aborto, la "autonomía reproductiva de mujeres y niñas" y la abolición del derecho natural a la objeción de conciencia en temas de salud y derechos reproductivos de los médicos y auxiliares de la medicina.

La Alianza de las Civilizaciones

Por iniciativa del primer ministro español, el abortista pro-homosexual José Luis Rodríguez Zapatero, para estrechar lazos y vínculos de diálogo con el Islam, como parte de la lucha contra el terrorismo, surgió la iniciativa de la “alianza de las civilizaciones”, constituyéndose un Grupo Coordinador de Alto Nivel. (vid. Secretary-General, SG/SM/10073/Rev.1, 09-09-05)

Sólo daremos algunos antecedentes de miembros de ese Grupo Coordinador y saque el lector sus conclusiones:

El co-presidente primero es Federico Mayor Zaragoza, ex director general de la UNESCO. Desde 1996-97, activo promotor de la iniciativa Carta de la Tierra. Creador en el seno de la UNESCO de la Comisión Cultura y Desarrollo, (cuyo primer presidente fue Javier Pérez de Cuellar, de reconocidos lazos con la masonería); miembro del Club de Roma; miembro de la Comisión Internacional de Derechos de la Juventud y Adolescencia (que incluyen los derechos sexuales y reproductivos), etc. Mayor Zaragoza en abierta oposición con la jerarquía eclesiástica española, facilitó una serie de presentaciones de Hans Küng en España, en 2003.

Por Europa, una de las representantes es Karen Armstrong, ex-monja católica, que abandonó la fe para convertirse según ella en una “monoteísta freelance”. Promueve un culto sincrético tomando aspectos del cristianismo, el judaísmo y el Islam. Otro representante europeo es el francés, ex ministro del gobierno socialista de Lionel Jospin, Hubert Vedrine, participante el los llamados Diálogos de Lyon, en los que se buscó un amplio consenso a la Carta de la Tierra.

Aunque habría otras presencias para comentar, sólo agregamos que de la comisión también forma parte Nafis Sadik, actual asesora especial del Secretario General de la ONU. Ex Directora Ejecutiva del Fondo para la Población de la ONU, organizadora de la Conferencia de El Cairo. Como abanderada del reconocimiento de los “derechos” sexuales y reproductivos como derechos humanos integró la comisión que proyectó el Protocolo Facultativo del CEDAW. Actualmente es una de las directivas del Center for Reproductive Law and Policy (CRLP), ONG que presiona a los gobiernos para el reconocimiento pleno de los mencionados “derechos”.

La Asamblea continúa

Como es reglamentario, pero esta vez los organismos de la ONU se han encargado de recordarlo, el período de sesiones abierto el 14 de septiembre continuará por un año.

Centenares de informes de todos los organismos serán analizados junto a miles de propuestas de las ONG del sistema, lo que dará como resultado decenas o centenares de resoluciones.

Dentro de los informes se incluyen, por ejemplo, el del Fondo para la Población que en cada una de las Metas del Milenio incluye conceptos que van contra el orden natural; el de UNIFEM; el del Comité del CEDAW; el de la UNESCO, y, por supuesto el de la IPPF, la internacional del aborto y la perversión de menores; el de los Líderes Religiosos que promueven la Salud Reproductiva del grupo de apóstatas Católicas para el Derechos a Decidir; el del Consejo Mundial de Iglesias, que destaca por su eco-inmanentismo, etc.... FIN, 28-09-05

Fuentes: ONU, GA A/60/L.1; GA/10392, 21-09-05; vid. NG 722, 732, 735; 737.

________________________________

NOTICIAS GLOBALES es un boletín de noticias sobre temas que se relacionan con la PROMOCIÓN Y DEFENSA DE LA VIDA HUMANA Y LA FAMILIA. Editor: Pbro. Dr. Juan Claudio Sanahuja; E-mail:  noticiasglobales@noticiasglobales.org, http://www.noticiasglobales.org

Citando la fuente y el nombre del autor, se autoriza la reproducción total o parcial de los artículos contenidos en cada número del boletín.