Home
Acerca de NG
Noticias
Documentos
Artículos
Links de Interés
Contáctenos
Suscripción

 
 
  LA ONU SIGUE VIOLANDO LOS DERECHOS HUMANOS DE LAS REFUGIADAS
 
 
  194 5 de Junio de 1999
 

LA ONU SIGUE VIOLANDO LOS DERECHOS HUMANOS DE LAS REFUGIADAS DE KOSOVO

Fuentes: Propias y C-Fam, 28-5-99; UN Wire, 21-5-99; Newsweek, 24-5-99;.

Por Elena Brañas

En un informe publicado la semana pasada, el Population Research Institute (PRI), amplió las denuncias sobre la violación de los derechos humanos de las mujeres refugiadas de Kosovo por parte del Fondo para la Población de las Naciones Unidas (UNFPA), (vid. Noticias Globales 163).

El UNFPA, imponiendo "servicios de salud reproductiva" en los campos de refugiados, incurre en lo mismo que los servios, acusados de la limpieza étnica de los albaneses de Kosovo, en la  violación de los derechos humanos.

Como informamos en abril, oficiales del Fondo para la Población de la ONU anunciaron su intención de distribuir suficientes "kits de salud reproductiva" para proveer a 350.000 personas durante los próximos seis meses. Estos kits contienen preservativos, píldoras para el control de la natalidad, DIU's y un Aspirador Manual (para abortos por succión). El UNFPA continúa declamando que estos kits están hechos para ayudar a las víctimas de las violaciones.

El Dr. Joseph Meaney, de Vita Humana Internazionale (Roma), visitó los campos en el Norte de Albania e informó que la mayoría de los hospitales en el campo de refugiados de la ciudad de Shkoder, huelen a orina y que "un gran número de gatos y otros animales pasean a través de los edificios". Los médicos allí destacados, acercaron a Meaney una larga lista de equipos imprescindibles de los que carecen, "aparatos de rayos X, ecógrafos y tensiómetros". Les faltan desde drogas básicas hasta alimentos. Sin embargo, tienen "todo lo que se necesita" para el control de los nacimientos y en esos hospitales se están realizando esterilizaciones y abortos. Coincide esta información con las que dio el año pasado, Noticias Globales sobre los campos de refugiados de la ONU en Africa, (vid. entre otros, Noticias Globales 28 y 29).

La Dra. Gezim Bashka, jefa de los servicios de maternidad en el hospital Kukes, le dijo a la agencia de prensa ANSA, que le faltaban "antibióticos, gasas, vendas y suero, además de muchos otros materiales muy urgentes". "No quiero parecer desagradecida -dijo-, pero han llegado materiales superfluos. Hoy llegó un equipo completo para control de la natalidad".

Coincidiendo con las informaciones que dio Noticias Globales sobre los campos de refugiados de la ONU en Africa. El Dr. Meaney informó -además- que un número muy elevado de mujeres de los campos cerca de Tirana, es transladado a los Centros de Planificación Familiar y a los hospitales de maternidad de esa capital, que están equipados para efectuar esterilizaciones y abortos. El Population Research Institute (PRI) teme que esos translados de refugiadas sean coactivos, por ejemplo, a cambio de alimentos.

Meaney también informó del uso desmedido de las llamadas "píldoras del día siguiente", que abortan un embarazo en las primeras horas después de la fertilización. UNFPA les dice a las mujeres que estas píldoras, "no pueden detener un embarazo comenzado", pero el fabricante, Shering Health Care, reconoció que eliminan el óvulo fecundado y, además, que faltan pruebas sobre los efectos secundarios de esas píldoras, (vid. Noticias Globales 162 y las referencias allí citadas).

La Iglesia Católica denunció la distribución entre las refugiadas de la "píldora del día después", (para "contracepción de emergencia"), porque es abortiva -impide la implantación en el útero del óvulo fecundado-, aunque la OMS la clasifica entre los contraceptivos.

Todo esto llevó a que el presidente del PRI, Steve Mosher, declarara, "nos preocupa la salud, la seguridad y los derechos de las mujeres kosovares, porque aparte del trauma de estas mujeres indefensas y las repugnantes condiciones de los campos en que se encuentran asiladas, tienen que soportar las 'facilidades de salud reproductiva' impuestas por el Fondo para la Población de la ONU".

Para justificar sus acciones el UNFPA, cita informes sobre millares de violaciones denunciadas y sus consecuencias para las mujeres albano-kosovares. A causa de un embarazo por violación, por sus tradiciones culturales, son excluídas de su familia.

En su edición atlántica el semanario Newsweek (24-5-99), alude a esta situación, criticando nuevamente la oposición del Vaticano al aborto quirúrgico y a la "contracepción de emergencia".

Sin embargo, otros informes, también de fuentes de la ONU, sobre la situación de los refugiados de Kosovo, contradicen las declaraciones del UNFPA; antes que esterilizaciones y abortos las refugiadas necesitan elementos primarios de supervivencia, como medicamentos, abrigo, comida y lugares dignos y seguros, para sobrellevar su tragedia. Las mismas fuentes, por ejemplo, el Alto Comisionado para los Refugiados, denuncian que muchas de las refugiadas son forzadas a prostituirse para sobrevivir, en los campos y en países de Unión Europea, (vid. UN Wire: 17-5-99, 21-5-99, 24-5-99, 25-5-99, 26-5-99). FIN, 28-5-99