Home
Acerca de NG
Noticias
Documentos
Artículos
Links de Interés
Contáctenos
Suscripción

 
 
  BEIJING+5: AMERICA LATINA CLAUDICA
 
 
  319 19 de Mayo de 2000
 

BEIJING+5: AMERICA LATINA CLAUDICA

Fuentes: Propias; Vid. Consenso de Lima, texto completo, en Noticias Globales 299.

Por Juan Bacigaluppi

Según informó la Misión de la Santa Sede ante la ONU, Bolivia, Brasil, Chile, Costa Rica, Guatemala, Ecuador, Panamá, Perú, Uruguay y Paraguay dieron su apoyo a varios párrafos del borrador del documento para la Asamblea General Beijing+5, en los que se reconoce implícitamente el supuesto "derecho al aborto", dice un documento oficioso de esa Misión diplomática.

Según la misma fuente, varios de estos países dieron su apoyo a los textos en cuestión, que fueron tratados en el grupo sobre "salud de la mujer", sin ni siquiera discutirlos, en abierta oposición a las propuestas de la Santa Sede, rindiéndose sin condiciones ante los Estados Unidos y el JUSCANZ (grupo formado por Japón, Estados Unidos, Canadá y Nueva Zelanda).

Extractamos algunos párrafos del documento oficioso de la misión diplomática de la Santa Sede en New York:

Las propuestas más peligrosas firmadas por este grupo de países de América Latina son:

1) Se aceptan los términos "salud sexual y reproductiva", que nunca antes había sido aceptado oficialmente por la ONU. (Párrafos 8, 9, 37, 41 y otros).

Objeción: nadie sabe exactamente que significa "derechos sexuales", pero el término puede incluir los "derechos homosexuales", "el derecho a las relaciones sexuales con chicos" y ciertamente, incluye el "derecho al aborto".

2) Se acepta el derecho de las adolescentes a la información sobre salud sexual y reproductiva, educación y servicios. (Párrafo 9)

Objeción 1: En el lenguaje de la ONU "servicios de salud sexual y reproductiva", incluye el aborto.

Objeción 2: No se contempla el ejercicio de las responsabilidades, derechos y deberes de los padres en lo que atañe a las adolescentes.

3) Se aceptan cuatro o cinco reclamos sobre el "acceso para todas las mujeres a los servicios de salud sexual y reproductiva". Lo que en el lenguaje de la ONU incluye el aborto.

4) Se acepta un ambiguo llamado a "remover las barreras" en beneficio de la salud sexual y reproductiva (Párrafo 9).

Objeción: Este llamado pordría interpretarse como "remover las barreras legales", por ejemplo, las leyes nacionales que limitan o prohiben el aborto. También podría interpretarse como la prohibición de aconsejar en contra del aborto a las mujeres en apuros. Por último, podría interpretarse como el rechazo al derecho a la objeción de conciencia por parte de los médicos. (La objeción de conciencia está protegida por el art. 18 de la Declaración Universal de Derechos Humanos y el art. 18 de la Convención Internacional de Derechos Civiles y Políticos). Podría obligarse a los médicos católicos a retirarse de la profesión y a los hospitales católicos a cerrar sus puertas.

5) Se acepta en el párrafo 8, una petición a los gobiernos de revisar las leyes punitivas contra el aborto.

Muchos países de América Latina dicen que se han visto obligados a aceptar la terminología referente a los "derechos sexuales", porque fue aprobada en el Consenso de Lima. El Consenso de Lima no tiene valor de documento legal, no es legalmente vinculante y no concuerda con el lenguaje acordado por los Estados en el seno de la ONU. Por otro lado, la sesión especial de la Asamblea General llamada Beijing+5 no tiene autoridad legal o mandato para declarar nuevos derechos.

La peligrosa postura adoptada por los países nombrados fue denunciada en Costa Rica (El Pais, San José, 17-5-00; La Prensa, San José, 17-5-00) y fue confirmada por la Misión Santa Sede ante la ONU, el 19 de mayo (El Heraldo, San José, 19-5-00).

Transcribimos parte de este último artículo:

"Las constantes reacciones que ocasionaron saber que una comisión de Costa Rica apoyaba una propuesta presentada ante la Organización de las Naciones Unidas (ONU) para legalizar el aborto e incentivar los métodos anticonceptivos, también ha ocasionado la respuesta de la Misión de la Santa Sede.

Estos reiteraron las afirmaciones dadas por El Heraldo y manifestaron su preocupación por la actitud tomada por las autoridades gubernamentales al negar los hechos.

Ellen Lucas, miembro de ésta, corroboró que en la propuesta que fue presentada en Perú para la convención de Beijing+5, la cual toca temas relacionados con la salud de las mujeres, Costa Rica tiene participación y ha suscrito con su nombre.

Los documentos enviados son reacción directa de la misión de la Santa Sede ante las Naciones Unidas, por las declaraciones dadas por funcionarios del Gobierno a El Heraldo, donde decían que el documento era falso. (…) De los cuestionamientos que hizo la Santa Sede están los que hacen referencia a los derechos de reproducción y sexualidad, los cuales se pueden interpretar de otra forma incluyendo derechos al homosexualismo, a las relaciones con los niños y al aborto. Además de que no se prevé el derecho que los padres deben ejercer para la educación sexual de sus hijos.
La objeción de estos funcionarios radica en que estos documentos pueden dar pie para eliminar leyes y propagar este tipo de medidas contra los valores y reglas de los países".

La opinión pública de otros países de la región, por ejemplo Argentina, debería estar alerta. FIN, 19-5-00