Home
Acerca de NG
Noticias
Documentos
Artículos
Links de Interés
Contáctenos
Suscripción

 
 
  REINO UNIDO: FRACASO DE LOS PROGRAMAS DE SALUD REPRODUCTIVA (III).
 
 
  518 22 de Julio de 2002
 

REINO UNIDO: FRACASO DE LOS PROGRAMAS DE SALUD REPRODUCTIVA (III).

Fuentes: SPUC, Londres, 8-07-02; 11-07-02 y 18-07-02; Vid. Noticias Globales 386, 392, 425, 505512 entre otros.

Por Juan Bacigaluppi

La última semana, el Parlamento y el Gobierno británico, han reconocido el total fracaso de sus políticas de salud sexual y reproductiva. Pero, lejos de intentar corregirlas, se empeñan en liberalizar más aún el recurso al abominable crimen del aborto, ya sea por medios químicos como quirúrgicos. Lo que nadie puede afirmar ya seriamente, es que esas políticas evitan el aborto y todas sus secuelas negativas para la salud de la mujer.

Según fuentes del Reino Unido, con motivo de la avalancha de embarazos adolescentes de todas las edades provocada por la promiscuidad que promueven las políticas de salud sexual y reproductiva y de educación sexual, el comité de salud del Parlamento pidió oficialmente que se levanten las restricciones legales, que aún subsisten, para el aborto quirúrgico, para cubrir la "enorme necesidad que hay de él".

Además, el comité de salud del Parlamento propuso al gobierno facilitar el acceso a la píldora abortiva RU-486 (Mifepristona). Un abortivo mucho más potente que la píldora del día después, que provoca el aborto hasta al menos los tres meses de embarazo. El comité propuso también que desaparezca la obligación de presentar un certificado con la firma de dos médicos para someterse al aborto quirúrgico y que puedan proceder a realizar esos abortos enfermeras y otros auxiliares de la medicina. A la vez, las empresas del negocio del aborto, instaron al gobierno a comenzar con programas de educación sexual desde la escuela primaria. (SPUC, 11 de Julio).

Días antes, la BBC había dado a conocer que el gobierno estudiaba hacer más accesible el recurso al abortivo RU-486, también llamado "el pesticida humano". Hacer accesible, quiere decir, como pasó con la "píldora del día después", a) que la puedan proveer gratis los consultorios de planificación familiar a toda mujer cualquiera sea su edad, incluso a las menores sin conocimiento de los padres; b) que la venta sea sin receta para las mayores; y el último paso, c) que la venta a menores también sea sin prescripción médica, y que esté disponible gratuitamente en los consultorios médicos de las escuelas, los cuales están a cargo no de médicos sino de auxiliares de la medicina.(BBC News online, Daily Telegraph, Metro y SPUC, 8 de Julio).

El gobierno de Escocia ya adelantó que no seguirá la política del Departamento de Salud de Inglaterra y Gales con respecto a la RU-486. Sin embargo, las mujeres que acuden en Escocia, al National Health Services tienen ya a su disposición la RU-486. (The Glasgow Herald y SPUC, 8 de Julio).

Por fin, el 18 de julio, el Parlamento británico reconoció el fracaso de la política del gobierno para evitar los embarazos en adolescentes, incluido el fácil acceso al abortivo llamado píldora del día después. Entre 1992 y 2000, el número de embarazos en menores de 16 años que concurrieron a las llamadas clínicas de planificación familiar en Inglaterra y Gales aumentó en un 143,6%.

Durante el mismo período la prescripción del abortivo píldora del día después, a chicas menores de 16 años aumentó el 248,8% y las misma prescripción a adolescentes entre los 16 y los 19 años aumentó el 321,5 %. Además los casos de contagio de enfermedades de transmisión sexual en ese grupo (excluyendo el SIDA), entre 1995 y 2000, aumentaron el 58, 3%.

A pesar de la provisión masiva de anticonceptivos y píldoras abortivas, la cifra oficial de embarazos en adolescentes no descendió y tampoco decreció la cifra de abortos quirúrgicos legales entre adolescentes . (The Scotsman, 17 de Julio; Mirror, 18 de Julio; SPUC, 18 de Julio).

El problema es moral y no estadístico, pero, como hemos informado con anterioridad, sólo desde punto de vista de los números, sin más consideraciones éticas, el fracaso de las políticas de salud sexual y reproductiva está más que claro, lo que demuestra que la salud de la mujer; evitar embarazos a edades tempranas, y evitar el contagio de enfermedades de transmisión sexual, poco importa a los mercaderes de la muerte: clínicas de abortos, laboratorios y los políticos que están a su servicio. Todos ellos padecen del peor de los males morales que es la pertinacia en el mal. FIN, 22-07-02.