Home
Acerca de NG
Noticias
Documentos
Artículos
Links de Interés
Contáctenos
Suscripción

 
 
  Documentos
 
 
  CARD. JUAN SANDOVAL ÍÑIGUEZ: SOBRE LA REFORMA DE LA CONSTITUCIÓN MEXICANA
    18 de Marzo de 2011
 

CARTA DEL CARDENAL JUAN SANDOVAL ÍÑIGUEZ A LOS OBISPOS MEXICANOS SOBRE LA REFORMA DE LA CONSTITUCIÓN

 

Sag/11/2011

Marzo 18 de 2011

Excelencia:

El 8 de mayo de 2011 el Senado de la República aprobó varias enmiendas a la Constitución Mexicana.

La aprobación inmediata, entusiasta y desmedida del Presidente de la CEM (Conferencia Episcopal Mexicana) a nombre de los Obispos, pero sin consultarnos, tuvo como efectos: Primero, taparnos la boca y atarnos las manos a los obispos para no enfrentarnos con él en público, pues hubiéramos dado a los medios mucha materia de qué hablar, con el peligro de desviar los temas de fondo de la Reforma hacia un enfrentamiento personal de obispos. Segundo efecto fue el profundo malestar, disgusto y desaliento de los grupos laicales, que han venido luchando valientemente en defensa de la familia y la vida ante los ataques de las leyes. Ahora se sienten desorientados y desarmados: los Legisladores les dicen a estos laicos que estaban equivocados y que ya los obispos están de acuerdo con la Reforma y muchos laicos, no enterados del problema, también les dan a entender que estaban equivocados en su lucha por la familia y la vida.

Naturalmente surgen algunas preguntas: ¿Por qué el presidente de la CEM aprobó un día después, el 9, la Reforma del Congreso sin haberla examinado y sin haber consultado? ¿Quién le asesoró? ¿Qué motivos le indujeron a ello?

Una vez aprobadas, tanto por el Congreso de la Nación como por el Senado estas Reformas a la Constitución, de consecuencias tan dañosas para el país en lo que se refiere a la familia, a la vida y a la libertad religiosa, el único recurso que queda es que en los Congresos de los Estados no sean aprobadas. En cada Estado hay que dar la batalla, organizando a nuestros laicos y tomando el obispo su responsabilidad. Es necesario que todos los obispos mexicanos conozcamos las enmiendas y sus consecuencias para captar su gravedad y la necesidad de no dejar que pasen adelante, porque están en juego la familia y la vida, la libertad religiosa y el bien de nuestra Patria.

En reunión con los Organismos Laicales en pro de la Familia y la Vida, extractamos los puntos de la Reforma a la Constitución que son aberrantes y engañosos. Me permito adjuntar para S.E.R una copia de los mismos.

Su afectísimo en Cristo,

JUAN Card. SANDOVAL ÍÑIGUEZ

Arzobispo de Guadalajara