Home
Acerca de NG
Noticias
Documentos
Artículos
Links de Interés
Contáctenos
Suscripción

 
 
  Documentos
 
 
  CONFERENCIA EPISCOPAL DE BRASIL: LA PRESIDENTE INCUMPLE SU PALABRA
    23 de Junio de 2012
 

El siguiente texto fue preparado y aprobado en reunión extraordinaria por la Comisión en Defensa de la Vida de la Región Sur 1 de la Conferencia Nacional de Obispos del Brasil (CNBB), el 23 de junio del 2012:

 

El día 16 de octubre del 2010, la entonces candidata a Presidente de la República, Dilma Rousseff, firmó una carta en la cual se comprometía con lo siguiente:

“Me opongo personalmente al aborto y defiendo el que se mantenga la legislación actual sobre este asunto. Una vez electa Presidente de la República, no emprenderé una iniciativa que proponga alterar los puntos que se traten en la legislación del aborto y de otros temas concernientes a la familia”.

El 4 de octubre del 2010, el Diario Oficial de la Unión publicaba una prórroga, hasta febrero del 2011, del término de cooperación No 137/2009, firmado algunos días antes por el gobierno de Lula, creando en el Ministerio de la Salud un grupo de “estudio e investigación para despenalizar el aborto en el Brasil”.

Si la Presidente Dilma fuese coherente con lo que escribió en la carta del 16 de octubre, luego de ser electa, clausuraría este grupo de estudio e investigación. Pero ello no fue lo que ella hizo.

Un nuevo término de cooperación No 217/2010 fue publicado en el Diario Oficial del día 23 de diciembre del 2010 para crear un “grupo de estudio e investigación para estudiar el aborto en el Brasil”. Del nombre del grupo fue retirado el término “despenalizar”, pero los demás nombres y detalles son los mismos. Este nuevo término de cooperación fue postergado a través de la nueva publicación en el Diario Oficial del 22 de diciembre del 2011 y nuevamente postergado con la publicación en el Diario Oficial del 9 de enero del 2012, para que tuviera efecto hasta el 30 de agosto del 2012.

En febrero de este año [2012], la Presidente Dilma designó a la socióloga Eleonora Menicucci como Ministra de la Secretaría de Políticas para las Mujeres. La nueva Ministra, que también integra el grupo de estudio sobre el aborto, hizo la apología del mismo diciendo que se había sometido personalmente a esta práctica en dos ocasiones y afirmó que llevaría al gobierno su militancia por los “derechos sexuales y reproductivos de las mujeres” (Folha de Sao Paulo, 7 de febrero del 2012), expresión eufemística para abrirle espacio al derecho al aborto. Menicucci también declaró haber participado en Colombia en un curso de auto-capacitación para que personas que no son médicas pudiesen practicar el aborto por medio de la técnica de aspiración manual intrauterina (Estado de Sao Paulo, 13 de febrero del 2012).

Las decisiones y los actos de una persona hablan más alto que las palabras dichas o puestas por escrito. Con la designación de Eleonora Menicucci como Ministra de las Políticas para las Mujeres, la Presidente Dilma rompió la carta del 16 de octubre del 2010, ya que contradijo el compromiso que asumió en aquel documento.

Los periódicos Folha de Sao Paulo, Estado de Sao Paulo y Correio Braziliense dieron a conocer, durante la primera semana de junio de este año [2012], que el gobierno de Dilma, rompiendo todas las promesas hechas, estaría implantando, a través del Ministerio de la Salud, una nueva estrategia, desarrollada por los promotores internacionales del aborto, para difundir esta práctica, burlando la ley por medio de una modificación de la misma. Según esta estrategia, el sistema de salud pasará a acoger a las mujeres que desean hacerse practicar un aborto y las orientará sobre cómo usar correctamente los abortivos químicos, garantizando enseguida la atención hospitalaria, y estableciendo centros de consejería para ello (Folha de Sao Paulo, 6 de junio del 2012).

Durante la última semana de mayo la Ministra Eleonora Menicucci afirmó a la Folha de Sao Paulo que “Solamente es un crimen el practicarse el propio aborto, pero que el gobierno entiende que no es un crimen orientar a una mujer sobre cómo practicarse el aborto” (Folha de Sao Paulo, 7 de junio del 2012).

Sin embargo, según la prensa, estaría siendo elaborada una cartilla para orientar a las mujeres en la realización del aborto con seguridad (Estado de Sao Paulo, 6 de julio del 2012). Estaría siendo elaborada también, por parte del Ministerio de la Salud, una nueva Norma Técnica sobre los cuidados del pre aborto, siendo que los del post aborto ya están garantizados por la Norma Técnica anteriormente publicada (Correio Braziliense, 9 de junio del 2012).

Para culminar toda esta actividad de difusión de la práctica del aborto, y al mismo tiempo dejando las leyes como están, el Correio Braziliense, del día 9 de junio, informó de la posibilidad, por parte del Ministerio de la Salud, de hacer libre la venta al público de fármacos abortivos, actualmente en uso solamente en los hospitales.

De hecho, esta es la política de la Presidente Dilma: incentivar y difundir el aborto, favoreciendo los intereses de organismos internacionales que quieren imponer el control demográfico en los países en desarrollo, lo cual lleva a la Presidente a irrespetar la voluntad de la mayoría del pueblo brasileño, que es contrario al aborto, y a violar las reglas más elementales de la democracia.

No queremos que la Presidente Dilma emita pronunciamientos de palabra o por escrito, queremos hechos:

1. El despido inmediato de la Ministra Eleonora Menicucci de la Secretaría de las Políticas para las Mujeres.

2. El despido inmediato del Secretario de Atención a la Salud del Ministerio de la Salud, Helvécio Magalhaes, que está coordinando la implantación de las nuevas medidas a ser tomadas por ese Ministerio.

3. El rompimiento inmediato de los convenios del Ministerio de la Salud con el grupo de estudio e investigación sobre el aborto en el Brasil.

 

 

Comisión en Defensa de la Vida de la Región Sur 1 de la CNBB.